La Curación

LA VERDADERA SALUD consiste en el cabal cumplimiento de nuestro propósito en la vida

LA VERDADERA SALUD consiste en el cabal cumplimiento de nuestro propósito en la vida

Antes de hablar de curarnos, o de la curación en si misma deberíamos dejar claro el concepto de salud, ya que se podría decir que curación y salud son dos aspectos de la misma cosa, es mas si buscamos sanar y curar en el diccionario son sinónimos, pero realmente ¿que se entiende por salud hoy día?

Si le preguntáramos a alguien que entiende por salud quizás la respuesta que nos de seria la ausencia de enfermedad, pero ¿esto es realmente la salud?

Volviendo al diccionario la definición exacta es: “Estado en que un ser u organismo vivo no tiene ninguna lesión ni padece ninguna enfermedad y ejerce con normalidad todas sus funciones”.

Yo aquí quisiera ampliar un poco mas el concepto de salud ya que si me remonto a grandes médicos como Eduard Bach (entre tantísimos) tenemos que partir de que el ser humano es un conjunto, un ser integro conformado no solo por un cuerpo físico sino que también somos mente y espíritu (alma).

Al momento de nacer, después de haber preparado nuestro cuerpo durante el tiempo necesario, la naturaleza nos lanza al mundo, y desde ese momento necesitamos empezar a valernos por nosotros mismos, aprendemos a llorar para pedir alimento, aprendemos a movernos solos, y estamos aprendiendo constantemente.

Hay quien dice que solo son instintos de supervivencia todos los aprendizajes que hacemos en la primera infancia, esto puede ser cierto, pero esos instintos son parte de nuestro aprendizaje en la vida, aprendizaje cognitivo y de supervivencia en primera instancia, si, pero son parte de la misión que nos toca cumplir y por la cual hemos sido traídos a la tierra.

Ahora bien, desde el principio de nuestras vidas traemos un propósito, una misión especifica, un camino a seguir, el cual nadie puede hacer por nosotros, por que permitimos que alguien nos diga que hacer, que estudiar, donde vivir o de que trabajar, nadie debe interferir en nuestros propósitos, al igual que nosotros no debemos ser interferencia en camino de ningún otro ser humano.

En esto CONSISTE LA VERDADERA SALUD, el cabal cumplimiento de nuestro propósito en la tierra, en la vida.

Las interferencias ocurren en toda la vida, es lógico, son parte del plan de la vida para nosotros, y son necesarias para que aprendamos a superarlas, debiéramos verlas como algo realmente útil puesto que es en estas interferencias, obstáculos o situaciones que nos tocan vivir que podemos hallar la fuerza para comprender nuestro real propósito, no hay obstáculo que se nos presente que no podamos superar.

Por eso depende de nosotros exclusivamente la rapidez con la que progresemos, ya que si las interferencias nos afectan serán solo un obstáculo a nuestro desarrollo y no la escalera para superarnos…

-seguiremos….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *